NOTICIAS

Estudio FIFPro denuncia exceso de partidos en futbolistas de elite

Un nuevo estudio fue publicado recientemente por FIFPro. Se trata del informe “Al límite”, que concluye que los jugadores en el fútbol profesional masculino de élite, juegan en promedio casi 80 partidos y viajan más de 100.000 kilómetros al año para representar a su selección nacional a medida que el calendario de partidos se congestiona.

El estudio recoge estadísticas sobre el calendario de partidos, los viajes y el tiempo de recuperación, incluyendo una muestra de 16 jugadores que juegan en múltiples competiciones para su club y selección nacional. Además, compara los hallazgos sobre la carga de trabajo de los jugadores en los últimos 12 meses respaldados con informes médicos sobre la salud y la capacidad de rendimiento. 

Los datos de estudio muestran los siguientes ejemplos: 

-    Heung-Min Son    (Tottenham Hotspur y Corea del Sur) jugó 78 partidos y recorrió más de 110.000 kilómetros para representar a su selección nacional.


-     Lasse Schone       (Ajax y Dinamarca) tuvo menos de dos semanas de vacaciones entre la Copa Mundial de 2018 y el comienzo del entrenamiento de pretemporada con su club.


   Alisson Becker (Liverpool y Brasil) jugó 72 partidos y recorrió 80.000 kilómetros para representar a su selección nacional, sin beneficiarse de un descanso a mitad de temporada.


-    Ivan Rakitic (Barcelona y Croacia) jugó casi tres cuartos de los partidos sin los cinco días de descanso entre ellos recomendados para rendir al máximo nivel y evitar lesiones.


-    Sadio Mané (Liverpool y Senegal) jugó en 70 partidos y viajó 100.000 kilómetros para representar a su selección nacional, sin beneficiarse de un descanso de mitad de temporada.


En tanto, el informe también hace recomendaciones para proteger la salud a largo plazo de los jugadores de élite y así priorizar la excelencia deportiva. Estas recomendaciones incluyen:       

- Introducción de descansos obligatorios de 4 semanas fuera de temporada y de 2 semanas a mitad de temporada.


- Limitar la cantidad de veces por temporada en que los jugadores tienen partidos de competición consecutivos con menos de cinco días de tiempo de recuperación entre ellos.


- Considerar la posibilidad de imponer un tope anual de partidos para cada jugador para proteger su salud y su rendimiento.


- Desarrollar un sistema de alerta temprana para supervisar la carga de partidos del jugador y ayudar con la planificación anticipada.


“Si bien hemos sido conscientes durante varios años de la creciente presión sobre los jugadores de alto nivel, este informe subraya claramente la amplitud de esta presión en el juego de hoy. Para cumplir con las exigencias del calendario de partidos, a los jugadores se les pide repetidamente que jueguen al límite, sin suficiente descanso y recuperación. Esto significa que no pueden rendir al máximo y, lo que es peor, que algunos luchan con períodos sostenidos de tensión mental y física”, asegura Theo Van Seggelen, Secretario General de FIFPRO. 

Y agrega: “la investigación científica confirma que la salud de los jugadores de alto nivel está en riesgo debido al horario congestionado de partidos que existe en la actualidad. Esperamos que todos los interesados en el fútbol comiencen a trabajar juntos para establecer salvaguardas que reduzcan la presión sobre aquellos jugadores y proteger su salud, sus carreras y el juego en sí”. 





RRSS