NOTICIAS

Declaración pública

Sobre la sanción de tres meses que el Tribunal Experto en Dopaje dispuso para nuestro asociado Arturo Sanhueza, el Sindicato de Futbolistas Profesionales declara lo siguiente:


1.- Como es de público conocimiento, el jugador arrojó positivo en una muestra de 2017 tras haber consumido un quemador de grasa (suplemento), el que no contenía en su rotulación el estimulante dimetilpentilamina. Sin embargo, tras casi un año de investigación el Tribunal de Expertos en Dopaje resolvió que no existió de su parte mala fe ni culpabilidad, como tampoco quiso sacar ventaja deportiva, por lo que su castigo se redujo al mínimo. 


2.- Cabe destacar que, en la sentencia, el tribunal dice expresamente que “se acreditó la ausencia de culpa del deportista, quien no sólo consultó al cuerpo médico de su club por dicho quemador de grasas, sino que, al momento del control respectivo, lo declaró. Ello al tenor de lo establecido en el artículo 10.5 de la normativa antidopaje” …


3.- Prosigue en el relato que, “conforme a lo señalado, existe negligencia inexcusable del cuerpo médico del club (Cobreloa) al que pertenece el deportista acusado, de permitir y autorizar a que éste ingiriera una sustancia de origen no convencional y de efectos discutibles en un atleta de alto rendimiento, lo que repugna a este sentenciador puesto que se trata de médicos dedicados supuestamente a la actividad deportiva, más aún al fútbol, la disciplina con más recursos económicos de nuestro país”.


4.-El Sifup celebra la resolución, ya que inicialmente la Comisión Nacional Antidopaje había solicitado cuatro años de sanción para el jugador. De este modo, de los 90 días de castigo anunciados, el futbolista ya cumplió más de un mes. 


5.- Por último, sin tenor de cuestionar el fallo en su fondo, porque aceptamos las decisiones del Panel de Expertos, llama la atención que el Tribunal haya reconocido en su informe la inocencia de Arturo Sanhueza, reconocido las culpas del club y su cuerpo médico, pero aun así lo haya sancionado.


 6.- Seguimos advirtiendo una serie de falencias en el proceso de educación, fiscalización, procedimiento y resolución, ya que el jugador a pesar de ser exculpado siempre parte con el peso de la prueba en contra. Esta situación afecta directamente la reputación de todos nuestros asociados, ya que para probar la ausencia de culpabilidad deben desembolsar cuantiosas sumas de dinero para sus defensas, entre exámenes, laboratorios, análisis, químicos y médicos, a pesar de haber actuado con toda la debida diligencia y consultado a los expertos en la materia (médicos), lo que nos lleva a preguntarnos: ¿quién le devuelve al deportista el desgaste emocional que tuvo que enfrentar al quedar suspendido de la competencia, si nuestro afiliado sale absuelto de toda responsabilidad?, ¿Y los que no tienen el apoyo para defenderse? Sería el fin de sus carreras, sin merecerlo.


7- El SIFUP inició hace un año un ciclo de charlas juntos a la CNCD por varios clubes del fútbol profesional, así como también informó en su última asamblea ordinaria de abril pasado de todos los avances y actualizaciones de sustancias prohibidas notificadas por los organismos internacionales de control antidopaje.

RRSS